Qué puedo cobrar si nunca he cotizado

Cotizar es una obligación que tenemos todos los trabajadores por ley, y desde que empezamos a trabajar hasta que dejamos de hacerlo, debemos cotizar. Pero, ¿qué pasa si nunca he cotizado?. ¿Podré cobrar alguna prestación?.
Si nunca has cotizado, no podrás cobrar por desempleo, jubilación, ni por ningún otro concepto relacionado con la seguridad social.

que-puedo-cobrar-si-nunca-he-cotizado

Qué puedo cobrar si no tengo nada cotizado

En el caso de no tener nada cotizado, se puede cobrar la prestación por desempleo o el subsidio por desempleo, que son ayudas económicas que el Estado otorga a aquellas personas que se encuentran en una situación de desempleo.

Para cobrar la prestación por desempleo, es necesario que la persona haya estado cotizando durante un mínimo de 12 meses, y que el importe mensual de la prestación no supere los 1.200 euros. En cuanto al subsidio por desempleo, se trata de una ayuda económica que se otorga a aquellas personas que no reúnen los requisitos para cobrar la prestación por desempleo, y que suele ser de carácter temporal.

Cuál es la pensión mínima sin haber cotizado

La pensión mínima sin haber cotizado es de 860 euros mensuales. Para tener derecho a esta pensión, el interesado debe tener 65 años de edad y no tener ingresos propios. La pensión mínima sin haber cotizado se otorga de forma vitalicia, aunque si el beneficiario fallece, sus derechohabientes podrán percibir una pensión por sobrevivencia.

Quién tiene derecho a cobrar el RAI

El RAI (Renta de Activos de Ingresos) es una prestación por desempleo de carácter no contributivo destinada a aquellas personas que no reúnan los requisitos para percibir el subsidio por desempleo contributivo.

quien tiene derecho a cobrar el RAI

Para tener derecho a cobrar el RAI, es necesario:

-Estar inscrito como demandante de empleo en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y no estar cobrando ninguna otra prestación por desempleo.

-No superar un determinado límite de rentas, que depende de la Unidad de Convivencia (UC) en la que se encuentre inscrito el beneficiario.

-No tener capacidad de obtener ingresos suficientes por cuenta propia o a través de un trabajo por cuenta ajena.

-Estar en situación de desempleo, es decir, no tener un trabajo por cuenta propia ni ajena que suponga una jornada completa de trabajo.

-No estar en situación de excedencia voluntaria, en prácticas remuneradas, en formación retribuida o en preaviso de despido.

El importe de la prestación se calcula en función de los ingresos percibidos durante los últimos tres meses. La duración máxima de la prestación es de tres meses, aunque en algunos casos es posible prorrogarla por un período adicional de tres meses.

Quién tiene derecho a las ayudas de 400 euros

Desde el pasado mes de marzo, el Gobierno ha establecido una serie de medidas económicas para hacer frente a los efectos del coronavirus. Una de ellas es la conocida como “ayuda de 400 euros”, que se ha convertido en uno de los principales pilares de la llamada “renta básica”.

Esta ayuda está dirigida a aquellas personas que, debido a la crisis provocada por el Covid-19, se han quedado sin trabajo o han visto reducidas sus horas de trabajo. Sin embargo, no todos los desempleados tienen derecho a ella. A continuación, te explicamos en qué consiste esta ayuda y cuáles son las condiciones para acceder a ella.

La ayuda de 400 euros es una prestación por desempleo temporal que se otorga a aquellas personas que, como consecuencia del coronavirus, han perdido su trabajo o han visto reducidas sus horas de trabajo. Esta ayuda tiene una duración máxima de tres meses y está destinada a cubrir el costo de la vivienda y los gastos básicos de las personas afectadas.

ayuda 400€

Para acceder a esta ayuda, los solicitantes deben cumplir una serie de requisitos. En primer lugar, deben haber perdido su trabajo o han visto reducidas sus horas de trabajo como consecuencia del coronavirus. En segundo lugar, no deben tener ingresos por otras fuentes, como por ejemplo, prestaciones por desempleo o jubilación. Y, en tercer lugar, deben residir en España.

Una vez que se cumplen estos requisitos, los solicitantes deberán presentar una serie de documentos, como el certificado de empadronamiento, el certificado de desempleo o la cartilla de la Seguridad Social, entre otros. Una vez que se haya tramitado toda la documentación, se le asignará un número de identificación fiscal y se le pedirá que se registre en la página web del Ministerio de Trabajo.

Una vez que se haya hecho todo este proceso, la ayuda se depositará directamente en la cuenta bancaria del beneficiario. Cabe destacar que, en algunos casos, la ayuda puede ser inferior a los 400 euros, ya que se calcula en función de los ingresos del solicitante.

La ayuda de 400 euros es una prestación por desempleo temporal que se otorga a aquellas personas que, como consecuencia del coronavirus, han perdido su trabajo o han visto reducidas sus horas de trabajo. Esta ayuda tiene una duración máxima de tres meses y está destinada a cubrir el costo de la vivienda y los gastos básicos de las personas afectadas.



En España, el sistema de Seguridad Social permite que cotizando un mínimo de 360 días, se pueda cobrar una prestación por desempleo de hasta 70% de la base reguladora. Sin embargo, existe la posibilidad de cobrar prestaciones por desempleo aunque no se hayan cotizado los 360 días, pero en este caso la prestación será mucho menor, ya que se calcula en función de los días cotizados.

En España, si nunca has cotizado, no podrás cobrar la pensión de jubilación. Tampoco podrás cobrar otras prestaciones por desempleo o invalidez. Sin embargo, sí podrás cobrar el subsidio por desempleo si cumples los requisitos establecidos.

Deja un comentario